martes, 26 de enero de 2010

"Conversaciones en Madrid", de Salvador Paniker

Tengo una pequeña biblioteca que va creciendo conforme va creciendo mi ignorancia a cerca de esta vida. "Solo sé que nada sé" (Sócrates).

Hay gente que colecciona relojes, joyas, zapatos, coches, presuntuosidad, vanidad, envidia,..., a mí me gusta estar rodeado de libros, de mis libros. Cuando entro en mi despacho muchas veces los contemplo esperando el momento en que me llame uno. Así es como me volví a encontrar hace unos días con el que para mí es una de las joyas que poseo: "Conversaciones en Madrid", conjunto de entrevistas realizadas por Salvador Paniker a una serie de personajes, todos ellos sumamente ilustres y brillantes en sus respectivas profesiones y vidas.

Hablo de una serie de entrevistas realizadas a lo largo de los años 60 del pasado siglo a:
  • José Luis Aranguren
  • Alberto Ullastres
  • Camilo José Cela
  • Juan José López Ibor
  • Luís G. Berlanga
  • Rafael Calvo Serer
  • Marqués de Deleitosa
  • Emilio Romero
  • José María González Ruíz
  • Francisco Saenz de Oiza
  • Casimiro Morcillo
  • Ángel Rojo
  • Antonio Buero Vallejo
  • Antonio Barrera de Irimo
  • Guillermo Díaz-Plaja
  • Agustín Cotorruelo
  • Ramón Tamames
  • Juan Rof Carballo
  • Manuel Díez-Alegría
  • Enrique Tierno Galván
  • José María de Areilza
  • Laureano López Rodó
  • Joaquín Ruiz-Giménez
  • Manuel Fraga Iribarne

Y ¡olé!

Tenemos literatos, filósofos, juristas, sacerdotes, cineastas, psiquiatras, economistas, banqueros, empresarios, políticos...de todo y de todo, lo mejor. Cuando en su día leí cada una de las entrevistas sentí, percibí que todos ellos tenían una serie de valores en común: esfuerzo, responsabilidad, disciplina, amor por el trabajo bien hecho, honradez, humildad, lealtad, fidelidad, patriotismo, ya saben, todo eso que hoy está tan en desuso.

Recuerdo que disfruté mucho leyéndolas. Tengo intención de leerlas de nuevo así que ya les iré contando la experiencia de mi reencuentro con cada uno de ellos. Es lo que tienen los libros, tomar un café con los protagonistas de los mismos solo depende de tí.

2 comentarios:

Juan Pablo López Torrillas dijo...

Gracias Yoli por la corrección ortográfica.

Un abrazo.

Yolanda dijo...

De nada. Un beso.