martes, 24 de diciembre de 2013

¡Feliz Navidad!

Nicodemo, hombre mayor y poderoso, no entendía a Jesús cuando éste le dijo: “el que no nazca de nuevo, no puede entender el reino de Dios” (Jn 3, 3). Ante el asombro de aquél, Jesús continuó diciendo: “lo que nace de la carne, es carne, lo que nace del Espíritu es Espíritu: Tenéis que nacer de nuevo” (Jn 3, 6).

Vivimos una época donde lo que cuenta no es lo que se Es sino lo que se Tiene. Una ola materialista arrolla todo cuanto sale a su camino: alegría, esperanza, amor, misericordia, piedad, perdón, fe. Incluso algunos pretenden que la fe sea demostrada, como si de un cálculo matemático estuviéramos hablando. Conviene recordar, especialmente en estas fechas, que "la fe es la máxima dimensión del hombre y el amor su suprema expresión. Tener fe es fiarse de Dios, la fe es la palabra de Dios en el hombre. No podemos demostrar nada, porque lo que estamos hablando es demasiado grande para ser demostrado".


Lo que celebramos en la Navidad no es solo la Natividad de Jesucristo en medio de un pobre pesebre de Belén, que también (nos urge reflexionar a cerca de la forma en que Dios se hace Hombre, cómo de esa forma se “hermana” con nosotros, en medio de sencillez, humildad y pobreza; pero también hemos de pensar en cómo muere, en la cruz, a la que iban a parar los más miserables de la época). Lo que los cristianos celebramos en estas fechas es esa llamada a re-nacer de nuevo, en Cristo, dejándonos deslumbrar por esa “revolucionaria” noticia que supone el hecho de que Dios ha venido para, solidarizándose con nosotros, acompañarnos en nuestras penas, miserias y sufrimientos, pero también en nuestras alegrías, gozos y bondades. Y Cristo nos invita precisamente a eso, a que volvamos a nacer con Él, en Belén, en el pesebre, sin olvidar la mayor prueba de amor que nunca antes ha habido: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 34). ¡Feliz Navidad!


* Deseándoles una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, éste espacio permanecerá sin actividad hasta pasada la festividad de los Reyes Magos.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Claro como la luz del día

Cuando el ministro Gallardón vea la entrada en vigor de su ley de reforma del aborto habrán pasado más de tres años desde que el PP de Mariano Rajoy llegara al poder con la mayoría absoluta más rotunda de toda la democracia y la mayor paliza electoral sufrida por un partido socialista tan moderno como Rubalcaba.

Durante este valiosísimo tiempo, cientos de vidas han sido abortadas debido en gran parte a las reformas legislativas del inolvidable Zapatero. Hay que tener en cuenta que los políticos son capaces de actuar con la rapidez de un caracol o con la lentitud de un guepardo, según sus intereses.

Lo siento, no voy a entrar a rebatir los argumentos de una buena parte de la izquierda más rancia porque me parece que es perder el tiempo. No tengo nada que decir frente a unos “pechos sagrados” interrumpiendo una sesión del Congreso de los Diputados mientras reclaman para sí su “derecho” a dar muerte a una vida en el seno materno.

Es hora de ser progres de verdad. Que una mujer embarazada no se vea obligada a contemplar el aborto como la única salida a una situación difícil, por complicada que sea. Que el apoyo o los medios que le falten en su entorno los encuentre en los poderes públicos. Proteger socialmente a la mujer y la vida que lleva dentro es lo que se me antoja verdaderamente progresista. Nunca la muerte puede ser una solución. Ya se ofreció la Madre Teresa de Calcuta, y se ofrecen hoy sus hermanas: “no los matéis, dádmelos a mí”.


La Madre Teresa o Mahatma Gandhi fueron autoridades morales incuestionables. Entre otros motivos, porque supieron hacer de sus vidas el lógico equilibrio de la coherencia entre lo que se piensa, se dice y cómo se actúa. “Me parece claro como la luz del día que el aborto es un crimen”, escribía al respecto el líder indio. Algunos mueren cada día antes de que llegue el alba.

Siempre tuvo a los más pequeños entre sus prioridades.

* Publicado en La Tribuna de Albacete el 28.12.2013

jueves, 19 de diciembre de 2013

Volver al Pombo

Los que me conocen saben lo que disfruto con una buena tertulia. Y si no es buena tampoco pasa nada, que de todo se aprende. Dos o más personas sentadas a una mesa compartiendo vivencias, inquietudes, sueños e ilusiones. A veces suenan versos, otras chistes, en ocasiones leyendas y, de cuando en cuando, sentamos a los muertos a nuestra vera para que participen de la conversación, que también tienen su derecho, y nuestro cariño. Muy importante es el vino, de la viña, pero sin abusar, no se vaya a trabar la lengua. En otros tiempos se compartía hasta tabaco, en cigarrillo, en estado puro, para liar o para cargar la pipa. Ahora, si quieres saborear un buen tabaco, te montas la tertulia en tu casa. Cosas de la libertad de nuestros días.


Me viene todo esto a la cabeza porque he caído en la tentación. Sí, lo siento, mea culpa. Verán, el otro día cuando me quise dar cuenta estaba de "tertulia" con una buena amiga, pero no en un café cualquiera, sino “hablándonos” por washapp. Reaccioné a tiempo y cogí inmediatamente el teléfono, la llamé y la propuse quedar en el Pombo. Allí nos vimos a al rato y, ahora sí, conversamos hasta el amanecer - pero sin pipa.

"La tertulia del café de Pombo", 
de José Gutierrez Solana

Presidida por don Ramón Gómez de la Serna, vemos a su derecha
 nada más y nada menos que a don Cesar González Ruano, dos titanes de las letras. 
En el Pombo.

martes, 17 de diciembre de 2013

Mary´s Land in Albacete

Tierra de Maria (Mary´s Land) está de visita en Albacete. El nuevo trabajo de Juan Manuel Cotelo estará con nosotros hasta el jueves 19 en los cines de Imaginalia. A mí me ha gustado mucho la verdad, la ví el lunes. Es original, te mantiene con la intriga hasta el final, llega a lo más hondo de nuestro corazón y luego a luego suenan los moqueros en la sala. Y además, no tiene nada que ver con lo que a diario se pone en la gran pantalla. En ese sentido es bastante políticamente incorrecta, como ahora se dice. Y encima, la temática viene que ni pintada estando como estamos en época de Adviento, a la espera de que una gran Luz llene de alegría y de amor nuestros corazones. Del que se deje, claro.

Sin querer fastidiar a quién aún no la haya visto –corran, corran-, sí que diré que hay una importante misión que cumplir, al frente de la cual está un “abogado del diablo” al más puro estilo de James Bond 007. ¿Su cometido? Averiguar si miles de millones de personas en el mundo, a lo largo de XXI siglos de historia, están locos de remate o no. ¿Los protagonistas más importantes de la película? Los mismos que los de Noche Buena. En cumplimiento de su misión, éste peculiar “abogado del diablo” entrevista a una serie de personas que, al menos a primera vista, parecen estar mal de la cabeza pero… ¿lo están? Vayan, vayan a verla.

*Publicado en La Tribuna de Albacete, el 22.XII.2013

sábado, 14 de diciembre de 2013

En el día de San Juan de la Cruz

He aquí mi pequeño homenaje a éste grande de las letras y de la fe:

Para venir a gustarlo todo,
no quieras tener gusto en nada ;
para venir a poseerlo todo,
no quieras poseer algo en nada ;
para venir a serlo todo,
no quieras ser algo en nada ;
para venir a saberlo todo,
no quieras saber algo en nada ;
para venir a lo que no gustas,
has de ir por donde no gustas ;
para venir a lo que no posees,
has de ir por donde no posees ;
para venir a lo que no eres,
has de ir por donde no eres.

MODO PARA NO IMPEDIR AL TODO

Cuando reparas en algo, 
dejas de arrojarte al todo;
porque, para venir del todo al todo,
has de negarte del todo en todo ;
y cuando lo vengas del todo a tener,
has de tenerlo sin nada querer ;
porque, si quieres tener algo en todo,
no tienes puro en Dios tu tesoro.

(Subida del Monte Carmelo, Libro I, Capítulo XIII)

San Juan de la Cruz

jueves, 12 de diciembre de 2013

Unas declaraciones desafortunadas

España ha recibido durante decenios los zarpazos de la banda terrorista ETA. Ahora los españoles los seguimos recibiendo aunque es cierto que de otra manera, ahora se mata “moralmente”. Cientos de personas han regado con su sangre las calles de nuestra geografía. Manos blancas al frente han clamado con inmenso dolor por el fin del terrorismo y se ha pedido una y mil veces a De Juana Chaos, Bolinaga, Otegui y compañía que dejaran de matar. Nada, unos han apuntado y otros apretado el gatillo, matando hasta que se han salido con la suya. Porque se están saliendo con la suya, aunque eso es harina de otro costal…

Leo con pasmo las declaraciones del obispo Uriarte. No he visto a éste Obispo vasco en ninguna manifestación contra ETA en los años en los que aquella asesinaba un día sí y otro también. No me suena leer ninguna nota de prensa en la que condenara a ETA con la misma contundencia con la que ésta mataba a los asesinos. 

Uriarte ha manifestado que el Estado español debería pedir disculpas a ETA y a mí esas declaraciones me parecen bastante desafortunadas. Que diga ahora a ETA que pida perdón, “a buenas horas mangas verdes”. Para perdonar, Uriarte debería saber que hay una condición previa, la del arrepentimiento. Y ni siquiera eso han hecho.

OLVIDAR NO ES JUSTO





martes, 10 de diciembre de 2013

Arturo Más contra Cataluña

Arturo Más va a pasar a la historia como el político que mejor ha gestionado los cuartos de los compatriotas catalanes. Con Arturo el déficit catalán ha disminuido una barbaridad, oiga. La administración autonómica catalana se caracteriza por superar al resto de Comunidades en eficacia y eficiencia, por si no lo sabían. Sobre todo destacan los logros alcanzados por su Consejería de Sanidad, donde Arturo ha puesto toda la carne en el asador. No solamente no tienen listas de espera sino que médicos y enfermeros están, por ejemplo en Barcelona, de brazos cruzados esperando a que algún vecino de las Ramblas se ponga malo. Y eso cobrando el doble que el resto de colegas de España. Por no hablar de que ha convertido a Cataluña en la Comunidad Autónoma española a la que acude más inversión extranjera, la que cuenta con el menor porcentaje de personas desempleadas y los primeros ciudadanos trilingües del Estado con el dominio del español, el catalán y el inglés.

Por eso yo no entiendo cómo, con lo magníficamente bien que le va como gestor político, se ha tenido que complicar la vida montando un simposio “científico” que lleva por título España contra Cataluña, con lo bien que le va al tío. Y además, algo tiene que pasar con ese simposio cuando grandes historiadores han puesto el grito en el cielo con declaraciones como la del catedrático José Álvarez Junco (“el congreso es más una acusación de parte que un dictamen científico”), o la del académico Luis Ribot (“es increíble que en nuestro tiempo se usen esas prácticas de manipulación”), o las de García de Cortázar (“este congreso refleja claramente la irracionalidad del nacionalismo”), o las de José Antonio Escudero (“en Cataluña y País Vasco se está enseñando una historia deformada”). Me queda la duda de saber qué es lo que hubiera opinado al respecto el historiador español nacido en Gerona don Jaume Vicens Vives.

Yo no entiendo a Arturo, qué ganas de complicarse la vida, como empiece con estos desvaríos al final pasará a la historia como Más contra Cataluña. Con lo bien que lo está haciendo.

----

El control de la educación, y por tanto de la historia, ha sido siempre “la joya de la Corona” de todo tipo de dictaduras, totalitarismos e ideologías perversas y obtusas. La Rusia de Stalin, la Alemania de Hitler o la China de Mao sirvan como ejemplos. En este sentido, nunca pasará de moda 1984, de George Orwell. De entre los errores que cometió Aznar en sus años de gobierno, probablemente el que peores consecuencias traiga a España como nación sea el de haber transferido a las Comunidades Autónomas las competencias en educación. No nos podemos extrañar ahora de que niños catalanes y vascos nos odien, ni de que niños navarros empiecen a hacerlo.



sábado, 7 de diciembre de 2013

La Inmaculada Concepción

Mañana celebramos la festividad de la Inmaculada Concepción, y es precisamente la Virgen María la que nos enseña que "la fe es la máxima dimensión del hombre y el amor su suprema expresión. Tener fe es fiarse de Dios, la fe es la palabra de Dios en el hombre. No podemos demostrar nada, porque lo que estamos hablando es demasiado grande para ser demostrado".


martes, 3 de diciembre de 2013

Un clásico popular

Acabo de enterarme de la pérdida de Fernando Argenta. Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido su voz a través de la radio, mientras nos susurraba a pequeños, adultos y mayores los secretos de la Música y sus compositores. Música clásica y música rock. Después ha llegado otra imagen: Tarazona de la Mancha, un niño en la cama, domingo por la mañana, olor a chocolate y picatostes, el sonido de un violín, de un piano, alguien canta…

Fernando Argenta ha muerto a los 68 años. De nuevo el cáncer se lleva a una persona joven y buena. Sí, porque Fernando era un hombre joven, no había más que ver uno de sus Conciertazos para darse cuenta. Disfrutaba con la música, descubriendo a los más pequeños sus secretos, escondites y misterios, desvelando y desgranando la magia que desprende una orquesta en acción. Y a ello dedicó toda su vida.

Pero hemos dicho que también era una buena persona, porque contagiar a tantas generaciones de niños su amor por la música no tiene precio, y hacer algo tan bueno por tanta gente sin pedir nada a cambio es de buena gente.

Fernando Argenta estuvo 32 años, nada más y nada menos, al frente del añoradísimo programa Clásicos Populares, de RNE. ¿Conocen a alguien que haya estado tanto tiempo al frente de un programa de radio? Que Argenta lo estuviera solo se entiende desde su amor infinito a la música y a su tarea divulgativa.

En el año 2000 dio el salto a la televisión y durante ocho años estuvo al frente de El Conciertazo, de RTVE. Tres eran los protagonistas del programa: la Música, el propio Argenta y los más pequeños de la casa ¿Cuántos niños habrán vitoreado ese “¡viva la música clásica!”? ¡Y con qué alegría! Solo pensarlo me emociona. Los sábados por la mañana volvía a mi niñez mientras contemplaba a Fernando dirigir su batuta delante de cientos de niños, volvía a aquella mañana de domingo, con ese olor y esos sonidos…


Se marcha un gran hombre a cumplir una nueva misión en el cielo. Estoy convencido de que Dios le tiene preparado una, y seguro que algo tiene que ver con la música. Concluyo estas líneas de sentido homenaje mostrando mi gratitud para quién tantas horas de magia regaló, mandando un abrazo a toda su familia y amigos y expresando la certeza de que para un gran número de generaciones, pasadas, presentes y futuras, Fernando Argenta será siempre un “clásico popular”. Descanse en Paz.

Fernando Argenta en el plató de El Conciertazo


sábado, 30 de noviembre de 2013

Una gran fiesta solidaria, motivo de alegría

Este viernes y sábado hemos celebrado en España una gran fiesta solidaria. La campaña “Gran recogida de alimentos 2013 contra el hambre y el despilfarro”, promovida por los Bancos de Alimentos de toda la geografía nacional, va a ser todo un éxito.

En Albacete lo está siendo. Decenas de voluntarios –de Cáritas, Manos Unidas, Cruz Roja, “anónimos”- han empleado su tiempo en distintos supermercados para pedir al ciudadano que del total de su compra compartan algo con los más necesitados. La inmensa mayoría de la gente comparte, se solidariza con los que poco o nada tienen que comer. ¡Qué más da las circunstancias cuando se trata de personas que pasan HAMBRE! Hay gente que busca excusas para todo, corazones de piedra, conciencias de hielo. ¿Conciencia?

Escribo estas líneas con enorme gratitud. En mi parroquia, María Dolores, una “activista” infatigable de la Iglesia, me propuso echarles una mano. Acepté sin pensarlo. Doy gracias por ello ya que he podido comprobar de primera mano el noble corazón de la inmensa mayoría de la gente, que sin “ir sobrados” no han dudado en colaborar ayudando a llenar éstos carros solidarios. Muchos de los paisanos nos daban las gracias a los voluntarios. Nada más lejos, todos sumamos. Todos, por pequeña que sea la aportación realizada, tienen su mérito y es de justicia reconocerlo. Hay mil formas de colaborar y ayudar a los demás, no hace falta irnos a las misiones –que también-. Tenemos “misiones” que atender al lado de casa, en el “hall” de la sucursal bancaria de la esquina, a la puerta de una iglesia, en medio de una plaza, en los comedores sociales, en centros de beneficencia de tantos y tantos consagrados religiosos, en la casa del vecino, en las dependencias de Cáritas, de la Cruz Roja, en colegios, institutos, en nuestro compañero de trabajo, etc. No tenemos excusas. Es más, yo me atrevería a decir que con una simple sonrisa, con un poco de tiempo para escuchar al prójimo, sólo con eso, ya estamos poniendo nuestro granito de arena en aras de un mundo mejor. Una sonrisa, un poco de tiempo.


La Federación Española de Bancos de Alimentos ha tenido una genial iniciativa con la celebración de esta campaña contra el hambre. En Albacete, del Banco deAlimentos, en colaboración con decenas de entidades, se benefician ya más de 11.000 albacetenses. ¡La solidaridad de la gente es motivo de alegría! 


Dos minutos que bien merecen la pena

jueves, 28 de noviembre de 2013

Carta a José Luís Alvite

Estimado José Luís, como cada mañana desde hace años acabo de leerte. Acostumbrado a ese soplo de aire fresco, a ese gozo literario en forma de columna, y aunque también, ésta vez tu Carta a Carlos Herrera me ha disgustado muchísimo, ya ves. Y no porque con dos sobres de azúcar se me haya quedado el café amargo, no. Tampoco porque piense que me robaras a la rubia de la que me enamoré anoche, que sé que ese no es estilo de quien aprecia a sus lectores; ni porque hayas dejado de rendir homenaje a ese humo, ya mítico, que aún hoy uno encuentra en el Savoy, a donde acudimos a tomarnos una copa huyendo del ruido mundanal y de tanta podredumbre. O porque hayas dejado de llevar al váter a tu vieja máquina de escribir. Sin embargo, y me consta, sí que has dejado de bailar con ella, con la máquina. Pero tampoco. Sabes muy bien el motivo de mi disgusto, del que no te culpo a ti. Un fuerte abrazo.


* Publicado en La Razón, el 28.11.2013

martes, 26 de noviembre de 2013

"Tomás Moro, una utopía"

El sábado estuve viendo Tomás Moro, una utopía en el Teatro Fernando Fernán Gómez de Madrid. Tengo que reconocer que cada vez que vuelvo a mi tierra disfruto como un enano, nada tiene que envidiar a cualquier gran ciudad europea.

La autoría de Tomás Moro, una utopía se atribuye nada más y nada menos que a William Shakespeare y a otros cuatro autores contemporáneos suyo: Anthony Munday, Henry Chettle, Thomas Dekker y Thomas Heywood. En una extraordinaria adaptación realizada por Ignacio García May, y sabiamente dirigida por Tamzin Townsend, con una puesta en escena de una sencillez y una intensidad sublimes, la obra nos relata distintos episodios de la vida del insigne y admirado Tomás Moro. Santo.

Sí, porque el bueno de Tomás Moro (jurista, filósofo, político y sabio consejero) murió decapitado por ser coherente con sus creencias religiosas –católico, apostólico y romano- y fidelidad al sucesor de Pedro. Un mártir más que fue canonizado justo cuatro siglos después de su muerte, por el Papa Pio XI.

A lo largo de la obra se ponen de relieve, en la persona de Moro, importantes valores que lamentablemente han desaparecido de la escena pública de nuestros días: coherencia, justicia, honradez, caridad, generosidad, profesionalidad en el trabajo y, en definitiva, amor a Dios. A su vez, los personajes que representan a “el pueblo”, ponen de manifiesto su admiración y respeto hacia la figura de Sir Tomás Moro, precisamente por los valores que encarna. Si tienen oportunidad vayan a verla, aunque tendrá que ser en otra ciudad, o en otra ocasión.

Antes de la obra tuvo lugar una conferencia titulada “Humanismo y sociedad”. Eché en falta que se hablara de Dios y del humanismo cristiano, pues no es otro sino éste el que ha impregnado durante siglos toda la cultura y civilización europea (junto al derecho romano y la cultura griega), máxime cuando a continuación se representaba una obra sobre la vida de Santo Tomás Moro. Es curioso, pero a menor presencia de Dios en la sociedad, menor humanismo cristiano y, lógicamente, menor humanismo. O me da a mí esa impresión.

Después de la obra tuvo lugar un coloquio entre el público, los actores y la directora de la obra. Una joven espectadora comentó que era una lástima no ver hoy en día más personajes públicos con los valores que tenía Moro. Contestó José Luís Patiño -el actor que encarna a Moro en un papel brillante-, señalando que nuestros políticos, banqueros y demás personajes públicos son un reflejo de la sociedad y que, quizás, debamos empezar a mirarnos a nosotros mismos para ver el grado de coherencia y honradez con que vivimos nuestras vidas. Estoy de acuerdo con Patiño.

Termina la representación teatral con una frase que encontramos en las últimas páginas del Libro I de “Utopía”, la obra más conocida de Sir Tomás Moro (de obligada lectura en los centros educativos de otros tiempos, por cierto):

“Pues no puede andar todo bien si no son todos buenos, lo que no espero hasta dentro de unos años todavía”.


El Santo Tomás Moro resulta ser el patrono de políticos y gobernantes. Pues eso.


sábado, 23 de noviembre de 2013

Ser fiel a Cristo

Hoy hemos clausurado en Albacete el Año de la Fe, convocado hace un año por el entonces Papa Benedicto XVI. 

Para quién es titular de este blog ha sido un año muy importante en el crecimiento y maduración de la fe católica, apostólica y romana. Una fe heredada de mis mayores y en la que he encontrado respuestas a numerosos interrogantes aunque, bien es cierto, se han producido otros muchos. La fe es un camino y cuando Jesucristo sale a tu encuentro tienes dos opciones, permanecer con el corazón de piedra o ponerte a caminar rumbo a la verdad y la vida. En mi caso opté por esto último y me puse manos a la obra, sabedor de lo pequeño e insignificante que es uno, de lo débiles que somos, ¡he ahí el reto!

Durante este año se nos pedía varias cosas. Que no tuviéramos miedo –ya lo dijo SS Juan Pablo II-, que anunciáramos con amor, alegría y esperanza la palabra de Dios, lo que se ha llamado la Nueva Evangelización, que hiciéramos cada uno examen de nuestro propio camino recorrido, de nuestra propia historia de fe, que nos convirtiéramos en cristianos más fieles y coherentes, y todo ello en comunión con la Santa Madre Iglesia y Cristo a su cabeza.

Hace poco leía que “ser cristiano te complica la vida”, y es cierto. Pero lo hace maravillosamente pues maravilloso es el encuentro con Jesús: en el Sagrario, en la Eucaristía, en la Confesión, en la Oración. Pero es cierto que te la complica; fueron perseguidos los primeros cristianos, ¿cómo murió Jesús?, y continúan siendo perseguidos ahora, y no hace falta irse muy lejos… ¡No hay miedo!

El pasado 23 de febrero celebré algo que tenía pendiente como cristiano, el sacramento de la Confirmación. Así recibí el don del Espíritu Santo. Yo no sé cual fue el motivo del resto de compañeros, pero yo sí sé cual fue el mío. Después de una serie de experiencias personales, reflexiones y de encuentro con Dios decidí que había llegado el momento de confirmar la Fe que me había sido entregada por mis mayores: ¡qué maravilla! Viví aquél día muy emotivamente y máxime cuando estuve acompañado por más familia de la que hubiera podido imaginar -¡gracias!- y con la mano al hombro de mi madrina, María Jesús, con quien tantas horas he compartido hablando de lo divino y de lo humano, recorriendo el camino de la fe.

Este ha sido un año importante, es cierto, mucho. El encuentro con el Señor marca, al menos a mí me ha marcado, y me pide coherencia. Quizás de lo que más adolezcamos los católicos es de la falta de coherencia entre la fe que decimos profesar, el Cristo en el que decimos creer, y la vida que llevamos. Ese es uno de los compromisos que he hecho al terminar el Año de la Fe, ser coherente, ser fiel a Cristo. ¿Cuál ha sido el tuyo?

Una fe en la que los creyentes caminamos cada día,
¡firmes en la fe!

jueves, 21 de noviembre de 2013

Con la Universidad, contra la violencia

Viví unos años maravillosos como estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, donde participé de la “vida universitaria” muy intensamente.

Fui delegado de curso, junto a unos compañeros fundamos la Asociación Estudio y Trabajo, conseguimos hacernos un hueco como representantes de los estudiantes en los distintos órganos de gobierno de la facultad y, por fin, al cuarto año de presentarnos a las elecciones estudiantiles conseguimos vencer a la todopoderosa Coalición de Delegados.

La noche de la victoria fue muy especial, venía precedida de muchos años de intenso trabajo por y para los estudiantes. Estoy convencido de que cometimos errores, servidor el primero, pero también conseguimos la defensa de unos intereses académicos que hasta entonces creímos brillaba por su ausencia, o que se organizaran numerosas actividades académicas: cursos, seminarios,  congresos, ponencias, presentaciones de libros, etc., todo ello de máximo interés tanto para los estudiantes de Derecho como para los de Relaciones Laborales. Para estos últimos, por ejemplo, se consiguió una amplia y variada bibliografía hasta entonces inexistente en la biblioteca de la facultad. Y ante la labor desempeñada, creo de justicia reconocer aquí que el decano de entonces, don José Iturmendi Morales, siempre mostró su apoyo a nuestra tarea.

Volvamos a aquella noche de victoria electoral. Mientras los distintos delegados procedíamos al recuento de votos, me temo que no muy lejos se encontraba un grupo de totalitarios preparando sus bates de béisbol, varas de hierro y demás “valientes” artilugios. No recuerdo la hora exactamente, pero ya era bien entrada la noche cuando accedieron a nuestra facultad para montar el numerito. Hubo algunos daños materiales y algún estudiante fue agredido. Sabedores de que, como diría Gandhi, “la violencia es el miedo a los ideales de los demás”, gracias a Dios todo quedó en un susto.

Ese lamentable episodio no fue el único vivido en aquella época. Recuerdo las amenazas que sufrimos al organizar la presentación del libro de don Jesús Cacho, El negocio de la libertad, o los ataques recibidos con motivo de diferentes huelgas estudiantiles por aquellos que no entienden que frente al derecho a la huelga existe el también legítimo derecho a no secundarla.

Precisamente hoy iba a dedicarle este espacio a los todopoderosos Méndez y Toxo, los generales en jefe de los dos principales sindicatos de España, pero al enterarme de los lamentables sucesos ocurridos ayer en mi antigua facultad he cambiado el rumbo, ya habrá ocasión.

Me siento profundamente universitario, de hecho lo sigo siendo, y entiendo que Universidad, que viene del latín universítas, -atis, tiene que ver con lo universal, con la amplitud de miras y la universalidad del conocimiento, por ello es difícil de entender ciertas actitudes y comportamientos totalitarios. El respeto, siempre ha de imperar el respeto.

En el día de ayer un grupo de estos violentos totalitarios irrumpieron en mi antigua facultad agrediendo a los estudiantes y ocasionando numerosos destrozos (tal y como vemos en la imagen inferior), mi solidaridad con ella y con ellos. No cabe la violencia en la Universidad, ni la condescendencia con ella. Por ello, es difícil de entender que, con motivo de la última convocatoria de huelga en la Universidad, el rector de la Complutense, don José Carrillo –hijo del histórico dirigente comunista-, se manifestara contra la intervención policial en “¿su?” universidad frente a la acción violenta de algunos estudiantes. ¿Acaso los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no tienen como uno de sus cometidos velar por el orden público?

Y de todo lo dicho una lección a recordar, como diría el beato y admirado Juan Pablo II, “la violencia jamás resuelve los conflictos, ni siquiera disminuye sus consecuencias dramáticas”. Y en esas estamos.

Joven agredido en el día de ayer

Numerosos destrozos materiales


martes, 19 de noviembre de 2013

De críticos

Escuchando algunas tertulias y lo que dicen ciertos personajes, leyendo algunos artículos y la crítica que hacen determinados pensadores, intelectuales o como ustedes prefieran, artistas si quieren, me he acordado de algo que leí hace tiempo a Leonardo Castellani, plasmado en su artículo El crítico impune y la crítica criolla (1953), a saber:

“El crítico… tiene toda clase de privilegios, que no tiene el común de los mortales: puede decir lo que quiera, sea verdad o mentira; puede hablar de lo que no sabe; puede hundir a un pintor sin haber visto un pincel en su vida; puede desprestigiar una novela sin haber hecho novelas ni leído novelas; puede plagiar párrafos de la Enciclopedia Espasa cambiando las palabras castellanas por palabras en francés o en jerigonza; puede llevar al Olimpo a sus amigos, y al pilori a sus enemigos, si los tiene, o bien, a los enemigos de sus amigos o a los amigos de sus enemigos; puede agredir al autor más manso, devoto y tímido del país… Puede en fin omitir de firmar sus críticas y repantigarse en el anonimato. Y lo hace.”

Y haberlos los hay, con y sin firma.





sábado, 16 de noviembre de 2013

Animal familiar

El jueves vino el amigo Higinio a Albacete a hablar de “El hombre animal familiar”. Higinio es capaz de hablar con la profundidad que merecen los temas importantes pero a la vez con el humor que hace que te los tomes en serio. No, no estoy diciendo ninguna tontería.

Yo no se si ustedes han caído en la cuenta de que la especie humana es la única de las especies en que la “hembra” trae al mundo a sus “crías” en un acto social, es decir, con la necesaria ayuda y con la espera de otros.

Yo no se si ustedes han caído en la cuenta de que la especie humana es la única especie que recuerda a sus muertos durante toda su vida. La única.

Esto es muy importante. El amigo Higinio no es que nos descubriera un avance científico extraordinario, pero tengo que reconocer que jamás me había parado a pensar en que la humana es la única del conjunto de las especies que espera a los que han de nacer y recuerda a los que ya se han ido. Y claro, tanto para lo uno como para lo otro, la carga emocional, el sentimiento, ha de ser muy intenso, extraordinariamente intenso.

Tan intenso que es la especie humana la única de las especies donde existe la familia como sociedad prototípica que se preocupa de que los miembros, de que su prole, no nazcan ni mueran solos.


El amigo Higinio nos contó muchas más cosas, todas ellas tan interesantes como poco publicitadas en los medios de comunicación generales. ¡Y algunas son tan obvias!


jueves, 14 de noviembre de 2013

La prepotencia, me temo

Cuatro son las grandes virtudes morales o cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

Cuando decimos de alguien que es una persona prudente no hacemos sino reconocer en ella una cualidad positiva, digna de admirar. Son personas que suelen pensar con madurez, decidir con sabiduría y ejecutan bien sus acciones, sabedores de que el don del consejo perfecciona la virtud de la prudencia.


Soy lector de memorias, biografías y autobiografías. Reconozco que, en ese sentido, no he leído nada de ningún ex presidente del gobierno de esta nuestra etapa democrática. Si lo he hecho, por ejemplo, de “Cartas a un joven español”, de José María Aznar, una especie de reflexiones políticas. Algo también he leído de Suárez, pero no sus memorias.

José María Aznar ha presentado la segunda parte de las suyas, algo ha publicado también Felipe González; se nota que la Navidad está al caer y que las grandes editoriales  no son tontas. Vuelvo a Aznar. Del conflicto con el islote de Perejil, ¿recuerdan?, señala el ex presidente: “Insistí otra vez. El Jemad dijo: no. Mi decisión fue: sí”.

Para el que no lo sepa, Aznar se refiere al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, cargo digno de un gran servidor público, al que se le supone una altísima responsabilidad, capacidad de trabajo, sacrificio y dedicación (sea la persona que sea en cada momento).

Volvemos al principio. La prudencia es una virtud. José María Aznar acostumbra a sacar pecho de su acción de gobierno, y en general puede. Pero no todo vale. A juicio de quien esto escribe se equivoca al intentar sacarlo frente al Jemad con motivo del conflicto de Perejil, ya a toro pasado, y sin que sepamos muy bien a qué es a lo que dijo el Jemad “no”.

Suscribo los interrogantes que se hace don Luis Alejandre, General en la Reserva, en su artículo de hoy en La Razón. “¿Y si a lo mejor el Jemad proponía que con doce legionarios de Ceuta resolvía en una noche el problema, sin despliegues mediáticos ni partes “al alba con doce nudos y viento fresco de levante”? ¿Venció quizás la prepotencia a la prudencia?”.

Termino: yo creo que con seis de nuestros legionarios, ¡viva!, se hubiera resuelto la situación.


Perejil español, y Gibraltar.

martes, 12 de noviembre de 2013

¿Pasión por España?

La Iglesia ha sido de nuevo uno de los centros de atención de la Conferencia Política celebrada el pasado fin de semana por el PSOE. Y lo ha sido para ser atacada, de nuevo. Es una lástima que el principal partido de la oposición no tenga nada más que ofrecer. Es más bochornoso aún, si cabe, que su jefe de filas -la condición de líder exige mucho más- no haya aprendido absolutamente nada de la historia de España, país que es difícil de entender como Nación si se borrara de un plumazo su catolicismo. Quizás por ello los ataques.

El señor Rubalcaba, por otro lado, ha proclamado querer “unos españoles que gobiernen sus vidas libremente”, y a mí que quiera eso Alfredo me preocupa, precisamente como español. También a Largo Caballero se le llenaba la boca con la palabra libertad, y ha pasado a la historia como un gran enemigo de la misma. A juicio de Walt Whitman “el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz”, yo estoy de acuerdo. Rubalcaba cuando ha gobernado ha hecho todo lo contrario, así que cuidado.

“No hay partido que tenga más pasión por España que el PSOE”, ha salido como proclama de su Conferencia, bien, es hora de que empiecen a demostrarlo. El fin de semana pasado perdieron una preciosísima ocasión.


* Publicado en La Tribuna de Albacete (18.11.13)

sábado, 9 de noviembre de 2013

La mayor de sus riquezas

Acabo de llegar de la celebración de la Eucaristía que ha puesto punto y final a la "XVIII Asamblea Diocesana de Cáritas Albacete" y que ha sido presidida por nuestro Obispo don Ciriaco.

Frente a mí había un cartel conmemorativo del evento donde, entre otros mensajes, se podía leer: “¿Y tú, como te gustaría pasar a la historia?”

Cientos de católicos de Albacete trabajan y colaboran con la Iglesia en Cáritas para llevar a los más necesitados el mensaje de misericordia y caridad que se desprende del ejemplo de vida y de los mandatos que Cristo dio a los hombres. La inmensa mayoría de ellos lo hacen de forma altruista, poniendo su tiempo, esfuerzo, trabajo y entusiasmo, y robándoselo a sus familias y a sus quehaceres varios para estar con los que menos tienen. Como Benita Iniesta, paisana de Tarazona de la Mancha, que hoy ponía fin a 5 años de trabajo y dedicación en su condición de secretaria general de Cáritas. Que la pregunten, que la pregunten. Y en ese sentido la homilía de don Ciriaco, que como siempre ha estado acertadamente clara y lúcida, nos ha recordado que cada vez que asistimos a la Eucaristía vemos como se toma el cuerpo de Cristo y se nos da, como hizo el Nazareno en vida, darse a los demás hasta su muerte.

La Iglesia Católica, a través de Cáritas y otras muchas instituciones y congregaciones, está presente a lo largo y ancho de este mundo nuestro atendiendo a pobres, enfermos, repudiados y perseguidos. Millones de personas que ante la pregunta “Señor, ¿qué quieres que haga?” (Hch 22,10), se dejaron de excusas y se pusieron manos a la obra para pasar a la Historia de manera ejemplar, amando y dándose a los demás, entregándose a sus hermanos como hiciera Jesús por nosotros.

Cuando los enemigos de la Iglesia salen con la monserga de siempre, que si la riqueza del Vaticano, que si el anillo del Papa, y tal y tal, yo les digo que sí, pero que en mi opinión no tienen ni idea (¿acaso se acercan a la parroquia de su barrio, y barrios hay en todo el mundo, a enterarse de lo que se hace por los que menos tienen?), que se quedan en la punta de un iceberg maravilloso que es la familia de Cristo en la tierra, que claro que hay corruptos, pero que gracias a Dios son una excepción, que no se han enterado aún de que la gran riqueza de la Iglesia, pero grande, es que Dios se hizo hombre en la persona de Jesús el Nazareno, y es Él, estando a la cabeza, la mayor de sus riquezas.



* Publicado en La Tribuna de Albacete, el 24.11.2013.

jueves, 7 de noviembre de 2013

"Su moral y la mía"

“Usted tiene su moral y yo la mía”. Carlos Morín, el rey de la práctica abortiva en España, no sólo pasará a la historia por esa frase.

Pongámonos en situación.

Una periodista danesa, embarazada de 30 semanas –siete meses y medio- contacta por teléfono con Carlos Morín (no voy a utilizar el tratamiento de don, señor o doctor, obviamente), le propone abortar y la conversación es la que sigue:

- “Estás en el límite en que te podemos ayudar. 30 semanas. ¿Es correcto?”, dice Morín.
- “Sí, 30 semanas. ¿Es eso un problema?”, pregunta la periodista.
- “No es un problema pero tienes que venir cuanto antes”, señala Morín.

La periodista, junto a un acompañante, son recibidos por Carlos Morín en una de sus clínicas. La mujer afirma estar embarazada de 7 meses y dice querer abortar por haber roto con el padre de su hijo. Morín le explica que en su caso se le inyectaría un tóxico al feto. Literalmente:

- “Ponemos un tóxico en el corazón de la víctima y causa la muerte inmediata”, dice Morín.
- “¿Qué toxico?”, pregunta el acompañante.
- “Digoxina”, contesta Morín.

La periodista insiste en preguntar si habrá problemas, Morín dice que no. Se le pregunta por el coste de la intervención. 4000 € es la respuesta.

El aborto finalmente no se produce. El objetivo de la periodista no era abortar, sino denunciar las prácticas de Morín y sus cómplices abortistas. Lo consigue. Todo lo entrecomillado es real, es parte del vídeo que grabó la periodista danesa con una cámara oculta.


En una sorprendente sentencia dictada por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona de fecha 30 de enero de 2013 se absuelve a Carlos Morín Guemarra y otros diez colaboradores de los delitos de aborto ilegal, falsedad documental, asociación ilícita e intrusismo profesional. Entre otras irregularidades procesales, el vídeo no se admitió como prueba. ¡Ojo!

El Tribunal Supremo, en una reciente sentencia de fecha 28 de octubre, anula el proceso llevado a cabo por la citada Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona. Entre otros muchos, contundentes y jurídicamente razonados motivos (estamos hablando de una sentencia de 115 páginas), considera inadmisible la argumentación utilizada por la Audiencia Provincial para no admitir como prueba el vídeo mencionado (la argumentación jurídica del Tribunal Supremo al respecto no tiene desperdicio) y en el FALLO establece, entre otros, que “la celebración del nuevo juicio deberá llevarse a cabo ante un Tribunal integrado por Magistrados distintos de los que han suscrito la sentencia que ahora anulamos. ¡Ojo!

¿Se hará finalmente justicia a las cientos de vidas que dejaron de serlo a manos de Carlos Morín y sus colaboradores?


Que así sea.

Cronología embrionaria

martes, 5 de noviembre de 2013

Bodas de coral

Ayer lunes día 4 cumplieron 35 años desde que se dijeron un “sí, quiero” ante Él. Yo estoy aquí escribiendo esto porque un joven de Tarazona de la Mancha y una joven de El Toboso se enamoraron una tarde en Madrid.

En los tiempos que corren, celebrar un matrimonio de 35 años es para descorchar, como poco, una buena botella de vino. O, mejor dicho, que sean dos. Pero el listón se/nos lo han puesto alto, muy alto; mis abuelos paternos blincaron las bodas de oro -con bendición de S.S. Juan Pablo II incluída- y los maternos ya van para las de platino, si Dios quiere. Mucho tiempo juntos como para no saber qué es el amor. El auténtico, el verdadero, ellos sí.

Mis padres han cumplido sus bodas de coral, que son las que se celebran a medio camino entre las de plata y las de oro. Quizás no lo sepan, pero son todo un ejemplo tanto para mis hermanos como para mí. Siempre aprendo algo nuevo cuando estoy a su lado. A veces pienso que la vida es una carrera de obstáculos, y cuando les miro me admira saber como los han ido superando.

En alguna parte ha leído mi padre, y se lo ha transmitido a servidor, que una persona “extraordinaria” es:

1- Aquella de la que emana una sensación de bondad, reflejo claro del verdadero estado de la persona.
2- Aquella en la que se observa una falta de interés personal (léase, de egoísmo), de status, de fama y de ego.
3- La que tiene una presencia personal nutricia (las vidas se nutren de otras vidas).
4- Aquella que muestra una asombrosa capacidad de atención y concentración (para con los demás).


El pasado lunes dos personas extraordinarias, Julián y Tina, cumplieron 35 años de santo matrimonio. ¡Enhorabuena y gracias por todo!


sábado, 2 de noviembre de 2013

De Santos y Difuntos

Mientras ayer celebrábamos el día de Todos los Santos, hoy lo hacemos de los Fieles Difuntos. Y de eso, de Santos y Difuntos quiero hablar hoy.

Esta noche, la que va del 1 al 2 de noviembre, la que va del Cielo al Purgatorio, en casa de nuestros Abuelos, de nuestros Mayores, han vuelto a lucir la luz de las velas. Y donde desgraciadamente ya no lucen, han de saber los más jóvenes que antes lucían. Se ponen velas por nuestros muertos. Y se ora. Y se reza. Y se pide por ellos, por tus y por mis muertos. Igual que ayer se llevaron millones de flores a los lugares donde “descansan” sus restos. 

Una puntualización, para el que piense que “nadie ha vencido a la muerte” comprendo que nada de lo que yo aquí pueda decir tenga sentido, y lo comprendo con todo mi respeto para sus creencias y pensamientos, aunque lógicamente no los comparta. Seguimos.

En el día de Todos los Santos celebramos a todas aquellas personas que han llegado al Cielo, conocidas o no, y por ello son Santas. Algunas han sido canonizadas, propuestas por la Iglesia como ejemplos de vida cristiana, otras no. Son Santos, y al estar íntimamente unidos con Cristo, en comunión con Él, les pedimos que intercedan por nosotros ante el Padre.

Es una tradición que viene de lejos, de muy lejos. Hay que viajar al año 156 d.C., casi nada. La comunidad de Esmirna escribió una carta a la Iglesia de Filomelio, comunicándole la muerte de su obispo Policarpo. De esa carta, que habla de Policarpo y de los mártires en general, se puede deducir que la comunidad cristiana los veneraba, y que honraban su memoria el día del martirio con la celebración de la Eucaristía. Se reunían en el lugar donde estaban sus tumbas, haciendo patente la relación que existe entre el sacrificio de Cristo y el de los mártires. La veneración a los santos llevó a los cristianos a erigir sobre las tumbas de los mártires grandes basílicas como la de San Pedro en la colina del Vaticano, la de San Pablo, la de San Lorenzo, la de San Sebastián, todas ellas en Roma. De esa adoración y veneración por los Santos, por los mártires que en el tiempo han sido y son, llegamos hasta hoy, una historia fascinante.

¿Y con los que no han llegado al cielo? Pues hoy celebramos su día, el de los Fieles Difuntos, una fiesta que responde también a una larga tradición de fe en la Iglesia: orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrena y que se encuentran aún en estado de purificación en el Purgatorio.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que los que mueren en gracia y amistad de Dios pero no perfectamente purificados, pasan después de su muerte por un proceso de purificación, para obtener la completa hermosura de su alma. 

La Iglesia llama "Purgatorio" a esa purificación; y para hablar de que será como un fuego purificador, se basa en aquella frase de San Pablo que dice: "La obra de cada uno quedará al descubierto, el día en que pasen por fuego. Las obras que cada cual ha hecho se probarán en el fuego". (1Cor. 3, 14). 

La práctica de orar por los difuntos es antiquísima. El libro segundo de los Macabeos, en el Antiguo Testamento, dice: "Mandó Juan Macabeo ofrecer sacrificios por los muertos, para que quedaran libres de sus pecados" (2Mac. 12, 46); y siguiendo esta tradición, la Iglesia desde los primeros siglos ha tenido la costumbre de orar por los difuntos. 

Al respecto, San Gregorio Magno afirma: "Si Jesucristo dijo que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, es señal de que hay faltas que sí son perdonadas en el otro mundo. Para que Dios perdone a los difuntos las faltas veniales que tenían sin perdonar en el momento de su muerte, para eso ofrecemos misas y oraciones por su eterno descanso". 

Y por ello rezamos y oramos millones de personas en el mundo, por el eterno descanso de nuestros Santos y Difuntos. 

Buen fin de semana a TODOS. 

Iglesia Triunfante
Iglesia Purgante
Iglesia Militante

jueves, 31 de octubre de 2013

El problema de España

En octubre de 2006 visité el Palacio de las Ciencias y las Artes de Valencia junto a mis padres, mi hermano pequeño y una tía. Uno de los pabellones estaba dedicado a Ramón y Cajal, a la entrada del mismo leíamos lo que sigue:

“Se ha dicho artas veces que el problema de España es un problema de cultura. Urge, en efecto, si queremos incorporarnos a los pueblos civilizados, cultivar intensamente los yermos de nuestra tierra y de nuestro cerebro, salvando para la prosperidad y enaltecimiento patrios todos los ríos que se pierden en el mar y todos los talentos que se pierden en la ignorancia”, Don Santiago Ramón y Cajal.

He encontrado el apunte echando un vistazo a mis cuadernos de notas y he querido compartirlo con ustedes, a mí me dejo pensando.

D. Santiago Ramón y Cajal
(retrato de Joaquín Sorolla)

martes, 29 de octubre de 2013

La primera condición

Ante la última convocatoria de huelga en el sector de la educación reconozco que he visto imágenes que me han puesto el vello de punta. Contenedores ardiendo, vayas publicitarias arrancadas, papeleras rodando por el suelo, agresiones a estudiantes que querían acudir un día más a clase, profesores obligados a no poder ejercer su derecho al trabajo ante amenazas y coacciones de todo orden y gravedad, etc. Un espectáculo esperpéntico y grotesco protagonizado por algunos “estudiantes” y alentados, me temo, que por alguien más.

Estoy de acuerdo con el catedrático Dalmacio Negro Pavón cuando dice que “no basta con vivir en un régimen que se llame democrático para ser demócrata. Se han dado personajes históricos como Lenin, Stalin, Hitler o Mao que pretendían que su democracia era la verdadera; punto de vista evidentemente no compartido por todos; por lo menos por quienes les han sufrido… La primera condición –para vivir en democracia- es la existencia de demócratas”.

Ser demócratas, ser libres, ser responsables, ser ciudadanos, ser respetuosos… ¡qué bonito todo!


sábado, 26 de octubre de 2013

De la mano de la ciencia

Desde que el hombre es hombre ha tenido necesidad de una búsqueda de Dios, o de dioses, según se mire. Algo tiene que ver el que, a diferencia del resto de millones de especies que nos rodean, seamos la única capaz de preguntarnos por el cómo, cuando o porqué de las cosas. Tenemos sed de verdad.

Algunos ven hoy en la ciencia a un nuevo dios, y como tal lo oponen frontalmente a todo lo metafísico, considerando que aquella, la ciencia, es incompatible, de facto, con la fe, y si es con la fe católica ya no digamos.

La vida de Santo Tomás de Aquino (1224-1274 d.C), o Doctor Angélico como fue apodado, puede sintetizarse en unos pocos pero significativos y substanciales verbos: rezar, estudiar, predicar (como buen dominico), enseñar, escribir y viajar. Para el patrón de profesores y estudiantes, autor de la Enorme, con mayúscula, “Suma Teológica”, la Ciencia y la Fe no se contradicen sino que se complementan, pues la misión de ésta no es tapar los agujeros de aquella, ni siquiera la de tapar los huecos de nuestra ignorancia. Tampoco es cierto que la fe y la religión contengan solamente aquello que no podemos explicar por medio de la ciencia. Me quedo con el Doctor Angélico al señalar que mientras la ciencia es nuestra herramienta racional para conocer el mundo, la fe es nuestra única respuesta posible a la experiencia de la aparente irracionalidad de ese mundo en donde, como señala Max Weber  en La política como profesión, observamos que al lado del Bien también existe el Mal y, además, que de las buenas intenciones no siempre surge el Bien, como que tampoco de las malas siempre y necesariamente surge el Mal.

Concluyo esta reflexión sobre el diálogo entre Ciencia y Fe con Newton (1643-1727), que como todos ustedes saben fue el fundador de la física teórica clásica: “Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos un inmenso océano. La admirable disposición y armonía del universo, no ha podido sino salir del plan de un Ser omnisciente y omnipotente”, dijo el científico.

Perdón, caigo ahora en la cuenta de que algún avispado lector pensará “¡pues no ha avanzado la ciencia desde Newton!”. Bueno, la ciencia como tal no es que avance o retroceda, pero aceptamos el sentido de la expresión y tomamos como ejemplo a Allan Sandage (1926-2010), uno de los más grandes astrónomos que ha tenido Estados Unidos, el cual, habiendo logrado calcular la velocidad con la que se expande el universo y la edad del mismo por la observación de estrellas distantes, dijo: “Era casi un ateo prácticamente en la niñez. La ciencia fue la que me llevó a la conclusión de que el mundo es mucho más complejo de lo que podemos explicar. El misterio de la existencia solo puedo explicármelo mediante lo Sobrenatural”.

Buen fin de semana.



jueves, 24 de octubre de 2013

La "doctrina Parot" y más. Análisis político.

En un comunicado publicado el pasado lunes 21 de octubre en el diario El País, afirma el PSOE en boca de Oscar López “que le repugnan las consecuencias que la aplicación de la sentencia –TEDH- puede tener”; “acatamos esta sentencia como también lo hicimos con la interpretación que hizo el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional” –en el año 2006, recordamos-, y señala que para su partido “no puede costar lo mismo matar a una persona que a 24” (¿qué es la hipocresía?).

Por el Partido Popular, los ministros del Interior, Jorge Fernández Díaz,  y de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, se han remitido a los Tribunales a la hora de aplicar el fallo europeo, y nos recuerdan que siempre han estado a favor de la doctrina “Parot” (¿qué es la hipocresía ). Y entonces le recuerdo a Fernández Díaz que Jose Uribetxeberría Bolinaga, que asesinó a 3 guardias civiles y tuvo en un zulo metido a Jose Antonio Ortega Lara durante 532 días, está en la calle gracias a su condescendencia, sí, porque podía haberlo evitado, ayer y hoy (¿porqué una vez superados los 9 meses de esperanza de vida diagnosticados no vuelve a la cárcel?) Otra pantomima, suspenso ministro. Y respecto al señor Gallardón, pues qué quieren que les diga, ¿cuántas reformas legales en el ámbito de la justicia prometió que se iban a hacer y cuántas se han hecho? Suspenso ministro.

A juicio del que esto escribe, con el caso de Henri Parot y de Inés del Río, condenada esta última a la friolera de 3.000 años de cárcel, como con tantos otros, ha ocurrido lo que sigue, pero antes recordemos algunas cosas:

Primero: El Código Penal franquista de 1973 estuvo vigente hasta 1995, bien entrada ya nuestra “democracia”. Durante ese periodo de tiempo, ni UCD, ni el PSOE de Felipe González (¡y mira que estuvieron 14 años en el poder!), consideraron oportuno modificar un código penal que “premiaba”, entre otros, a los terroristas redimiendo sus penas en 1 día por cada 2 días de trabajo en prisión (artículo 100). En paralelo hay que recordar aquí, que tenemos muy poca memoria, que los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) hacían el trabajo sucio a la hora de combatir a ETA (y si no que se lo pregunten al policía José Amedo, al ministro del interior socialista José Barrio Nuevo o al secretario de Estado de Seguridad socialista Rafael Vera, por cierto, todos ellos condenados por el Tribunal Supremo y por el Constitucional a no pocos años de prisión e inhabilitación absoluta por los delitos de secuestro, malversación de caudales públicos o incluso, en el caso de Amedo, asesinato). Sé que a algún lector se le subirá toda la sangre a la cabeza, me pondrá de fascista para arriba, pero ¡ea!, es lo que hay.

Segundo: Si recuerdan, en esos años ETA mataba un día sí y otro también. Militares, guardias civiles, hombres, mujeres y niños civiles, políticos socialistas y políticos populares eran asesinados quedando su sangre esparcida a lo largo y ancho de España. Eran los Parot, los del Río o los Bolinaga los que estaban detrás de estos repugnantes crímenes; delitos cometidos estando en vigor el citado Código Penal de 1973, recordemos.

Tercero: “Felizmente”, durante el último año de gobierno de Felipe Gonzalez, en 1995, se modifica el Código Penal, pero las novedades que introduce éste solo serán de aplicación para las faltas y delitos cometidos a partir de su promulgación.

Cuarto: Salvo que solamente yo haya contemplado la imagen, es un hecho tan obvio la negociación del PSOE de Zapatero con ETA –antes y durante su estancia en el poder- como real es el encuentro que Patxi López mantuvo con Otegui -no me digan que no se acuerdan- para hablar de cómo preparar un buen salmorejo, ¡ejem!.

Quinto: El 11 de marzo de 2004, tres días antes de unas elecciones generales, 192 personas pierden su vida en un atentado terrorista en Madrid (no voy a entrar aquí en la autoría del mismo, solamente diré que es muy extraño que un grupo terrorista cometa un atentado de tales magnitudes en país ajeno si, en el caso de existir, no cuenta con el “visto bueno”, la “benevolencia” o incluso la “colaboración” del grupo terrorista del país objeto de la acción criminal –según fuentes policiales y militares consultadas).

Sexto: Contra todo pronostico (y las encuestas publicadas en la prensa de aquellos días están en las hemerotecas a su disposición), el 14 de marzo de 2004, el PSOE de José Luís Rodríguez Zapatero (siempre me gusta distinguirlo del de González) gana las elecciones generales.

Séptimo: Durante los años sucesivos, y no es para menos, el tema de relevancia pública por excelencia es la “investigación” de lo ocurrido en Madrid aquél 11 de marzo. Años de tremenda crispación y tensión política, social e informativa. El juicio por los atentados de Atocha se inicia el 15 de febrero de 2007, casi tres años después.

Octavo: Finales de 2005, principios de 2006, en medio de la crispación señalada salta a la opinión pública que al Tribunal Supremo le toca decidir sobre los recursos interpuestos por, entre otros, el sanguinario Henri Parot. De seguir aplicando el criterio mantenido hasta entonces por el Tribunal Supremo en su interpretación de lo dispuesto en el Código Penal de 1973, decenas de los terroristas más sanguinarios de ETA serían puestos en libertad. Como decíamos el martes, el Tribunal Supremo “cambia de rumbo”. ¿Ustedes se imaginan la excarcelación en el 2006 de decenas de etarras cuando nos levantábamos y nos acostábamos un día sí y otro también, lógicamente, con el caso del 11-M? Qué astuto Zapatero, se presiona al Tribunal Supremo y se le pasa el “testigo” a Europa. Hoy, mientras Oscar López dice lo que dice, el TEDH es ahora el más malo del mundo mundial (y mira que alguno de sus componentes no brillan por su independencia y objetividad precisamente).

Después de esta enumeración o reflexión cronológica, como prefieran, me atrevo a afirmar lo siguiente:

Venimos asistiendo ayer, hoy, y lo veremos mañana, a una amnistía descubierta (¡cómo que encubierta!) de los presos etarras. Ello es fruto de la negociación mantenida con ETA por el PSOE de Zapatero (y, visto lo visto, no me extrañaría que con el visto bueno del Partido Popular -¿dónde está María San Gil?-) y que va a terminar de llevar a cabo el gobierno de Rajoy. Estamos ante la más alta traición que a las víctimas, a España y a los españoles se ha hecho en los años que llevamos de seudo democracia.

Y de esta traición son responsables nuestros políticos, por incompetentes y negligentes ayer, y por cobardes, mentirosos y acomplejados hoy; sé que no es justo generalizar, pues sí que existen políticos decentes, honrados y trabajadores, aunque éstos no sean noticia por ello.

Señores, esto es lo que hay. El SISTEMA está podrido y me temo que únicamente depende de nosotros, ciudadanos de a pie, estudiantes, trabajadores, futuros profesionales o políticos, el que devolvamos a lo público la honradez y el rigor intelectual, humano y laboral que es debido. ¿No es Santo Tomás Moro patrono de políticos y gobernantes? He ahí un buen espejo en el que mirarse.

Hoy el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no ha tumbado nada, ni es responsable de nada, se ha limitado a aplicar la ley, el derecho positivo, pero éste cambia, y ahora pregunto al señor Gallardón: ¿para cuando una modificación del Código Penal que introduzca la cadena perpetua –revisable si se quiere- para terroristas, asesinos, y políticos corruptos? ¿Para cuando una nueva Ley Orgánica del Poder Judicial que garantice una auténtica independencia de Jueces y Tribunales, pieza clave de cualquier democracia que se precie?

Y concluyo. Señor Mariano Rajoy Brey, a la postre presidente de un gobierno con mayoría absoluta del que usted es el máximo responsable, que cuenta, o contaba, con la confianza de casi once millones de ciudadanos, digo, que si le pregunta un periodista su opinión por el fallo del TEDH no puede contestar que “está lloviendo” y si te he visto no me acuerdo. Porque si está lloviendo pues usted se moja, que esa actitud chulesca, en un tema tan delicado como el que nos ocupa, supone una lamentable falta de respeto a los españoles y a las víctimas de ETA.

Otro sí digo: Señor Presidente, por cierto, ¿me quiere decir que hace Sortu-ETA de nuevo en las instituciones? ¡Ah! Que es cosa del Tribunal Constitucional, vaya, vaya, perdón.


Fin.

Pactar con el diablo