miércoles, 5 de enero de 2011

Noche de Reyes en Madrid


Acudo a Madrid, como cada año desde que dejé de vivir en esta fantástica y maravillosa ciudad, a pasar la fiesta de los Reyes Magos junto a mi familia. Los Reyes llegaron a Belén guiados por una Estrella especial y con su ejemplo nos invitan a que cada uno encontremos y sigamos la nuestra.

Un año más el ambiente en esta tarde-noche tan especial es mágico, alegre, jovial y emotivo. Miles de niños, y no tan niños, se acercan al Paseo de la Castellana para ver la cabalgata; ilusión y esperanza contagian las calles de Madrid. Después chocolate con churros en San Gines.

Volvemos a casa y paseamos por la Plaza Mayor, la Catedral de la Almudena, el Palacio de Oriente y la Plaza de España. Mi padre ha dejado aparcado el coche en la calle Ferraz, a la altura del portal número 12. Al lado veo una placa en la que leo que en una de esas casas vivió y murió D. Adolfo Marsillach. A continuación tomo el bolígrafo y en una tarjeta -no llevaba conmigo la molekine- anoto lo que sigue: "No soy tan ingenuo como para creer que el teatro pueda transformar la sociedad, pero estoy convencido de que existe una posibilidad de ayudar a despertarla" (Tan cerca, tan lejos. Mi vida, de Marsillach).

4 comentarios:

Jota Mate dijo...

Bueno Juan Pablo, buen día en familia de la Epifanía del Señor.
Ese letrero de Marsillach puede que sea un regalo de Reyes porque en el teatro, como en tantas manifestaciones artísticas, se pone de relieve el Amor de Dios.

Yuria dijo...

Hola Pablo!!
Disculpa mi ausencia en estos días.

Ante todo, Feliz Año.

Después, que me gusta mucho Madrid y a veces me escapo para allá.
Y, sobre el teatro, con lo que cierras el post, pues que hice mis pinitos con un grupo de aficionados, donde veraneo, y tal vez, después de una larga ausencia, me implique más en ese asunto.

Un abrazo. Te espero por mi blog siempre que desees comentar, saludar, aparecer,...

JAIME dijo...

Hola Juan Pablo, Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo y Felices Reyes. Voy a intentar que identifiques a la persona que te decdica estas letras, en relación al apunte que dedico a los lectores de tu blog y a ti mismo. Sin que hagas ninguna cosulta trata de averiguar quién soy por el recordatorio histórico que te voy a vincular a la calle Ferraz. No sé si aún sigue otra placa en una aledaña calle de Ferraz, Juan Álvarez de Mendizábal, conmemorativa de un suceso acaecido en nuestros sombríos años treinta. Venía a decir lo siguiente: "En este lugar cayó muerto por Dios, España y su revolución nacionalsindicalista el camarada Matías Montero y Rodriguez de Trujillo. Símbolo renenne de la Falange Universitaria" (...)". Sin embargo ésto no lo propagaran los histriónicos adalides de la Memoria Histórica, o debería decir, Desmemoria Histérica. Matías Montero fue el primer estudiante afiliado a la Falenge Española, estudiante de Medicina, activista valiente de la F.E. que fue cobardemente asesinado por un activista del PSOE, un tal Tello, que fue detenido inmediatamente, enjuiciado y condenado a más de 23 años y amnistiado en el 36. En el juicio la acusación particular fue ejercida por Jose Antonio Primo de Rivera. A pesar de los alientos de venganza por parte de no pocos sectores de la "derechona" de entonces, que tenía su púlpito editorial en el ABC monárquico, que instigaba a los falangistas a responder en el mismo sentido violento, Jose Antonio, emitió un comunicado llamando sus correligionarios a respetar la Autoridad vigente y a sus Jefes : "Falange Española no se parece en nada a una organización de delincuentes, ni piensa copiar los métodos de tales organizaciones, por muchos estímulos oficiosos que reciba".

Un Abrazo Pablo. Estoy donde siempre.

Juan Pablo L. Torrillas dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, de verdad que es todo un placer.

Jota Mate, desde luego que encontrarme con el letrero de Marsillach fue para mi un regalo, lo puso en mi camino mi Estrella.

Yuria, quedas disculpada, faltaría más. Mi abuela materna, que en Paz descanse, siempre dijo que "de Madrid al cielo" y yo, que nací en Madrid donde he vivido durante 25 años, no puedo estar más de acuerdo. Me alegra que te guste nuestro Madrid. Feliz año y ánimo con el teatro...

Jaime, querido Jaime, ¡cuánto tiempo! Muy bueno y muy justo tu apunte. Estoy en Madrid hasta el domingo, a ver si nos da tiempo a un café, aunque sea.

Una vez más, gracias por vuestros comentarios,
JPLT